Portada » Rituales » Iniciaciones tántricas » Iniciación a Tara Verde

Iniciación, comentario y práctica de Tara verde

¿Qué representa Tara Verde?

Tara o Dolma en tibetano significa la liberadora o salvadora. Se la considera la madre de todos los Budas y representa la energía femenina iluminada, la sabiduría última.

Tara Verde es compasiva e intrépida. Desde su compasión ilimitada nos presta ayuda para cruzar el océano del sufrimiento y alcanzar la orilla de la liberación.

Elimina los obstáculos que se interponen en el camino espiritual, confiere valor y esperanza, fortalece la entrega, resuelve los conflictos internos, y ayuda a encontrar la paz y la profunda sabiduría. En todos los monasterios Sakya se inicia el día haciendo un ritual con múltiples ofrendas y alabanzas a esta energía, ya que se considera que es la mejor manera de eliminar los obstáculos -internos y externos- de la jornada y realizar muchos méritos.

tara verde iniciacion

Requisitos para la iniciación de Tara

El maestro debe ser un maestro cualificado y tener los permisos para otorgar la Iniciación, y el discípulo que la toma, debe estar animado por la motivación de la bodichitta, y se compromete a mantener los compromisos específicos de la Iniciación. Tradicionalmente maestro y discípulo deben examinarse antes de comprometerse mutuamente. Por este motivo, antiguamente, los mahasidas conferían las transmisiones a una sola persona o a grupos muy reducidos.

Esta Iniciación pertenece al kryatantra. Según los textos cuando un maestro confiere este tipo de Iniciación “a una gran asamblea”, a los participantes que no se encuentran preparados se les pide que no se comprometan con los votos específicos, y que la tomen como una BENDICIÓN, como una semilla plantada para el porvenir. Por ello, no hay requisitos específicos para participar en esta actividad. Abierta a todo el mundo.

Al ser una Iniciación de Kryatantra, se aconseja a los asistentes (hasta finalizarla):

  • Evitar los cinco alimentos negros (carne, pescado, ajo, cebolla y huevo).
  • Preservar los cinco preceptos budistas (no matar, no robar, no mentir, no cometer actos sexuales que provoquen sufrimiento, y no tomar intoxicantes que perturben nuestra mente).
  • Asistir con higiene personal y ropa clara.
Scroll al inicio